cerebro

Un cerebro saludable, esencial para rendir al máximo

Parece lógico. La salud del cerebro es fundamental para conseguir un rendimiento deportivo óptimo. Después de todo, el cerebro es un músculo, y como todo músculo, necesita ejercitación.
Por lo tanto, la puesta a punto de nuestro estado físico, irremediablemente debe incluir al cerebro.
Y ahora la ciencia lo respalda, parece. Una investigación de la Universidad de Padua, en Italia, realizó un experimento para conocer la relación de la salud del cerebro y su incidencia o no en el rendimiento físico. Los resultados demostrarían, finalmente, que para ser un buen corredor hace falta tener un buen cerebro.
Para el estudio, que fue publicada en la revista científica PLOS ONE, los investigadores evaluaron a 30 corredores de ultra-maratón (carreras de longitud mayor de 42 kilómetros que en ocasiones incluyen obstáculos como pendientes o clima adverso).

Todos los corredores seleccionados eran varones y se les realizó una evaluación de sus capacidades cognitivas inmediatamente antes de participar en una ultramaratón de 80 kilómetros y con una elevación de 5500 metros. Una vez terminada la carrera se dividió al grupo en dos según su velocidad, los corredores más rápidos y los lentos.

La evaluación cognitiva consistía en una serie de tareas en una computadora que incluyeron habilidades como el control inhibitorio o tareas duales (dos tareas simultáneas) con el objetivo de valorar las funciones ejecutivas y atención de los corredores.

Al comparar el rendimiento cognitivo entre ambos grupos de participantes se observó que el grupo de corredores más veloces se destacó en tres aspectos que predijeron el rendimiento en la maratón:
1- Rindieron mejor en tareas de control motor, mostrando más capacidad para inhibir respuestas.
2- Mostraron mayor capacidad para ignorar la información irrelevante de una de ellas para poder realizar la otra.
3 Fueron más rápidos en una tarea de memoria prospectiva cuando al presentarles un estímulo emocional (fotografía) debían recordar una instrucción para realizar una determinada actividad.

Según los investigadores, los resultados de este experimento demostrarían cómo el rendimiento cognitivo puede predecir el rendimiento deportivo. En el caso de los ultra-maratonianos, la inhibición motora, la atención selectiva y ser menos sensibles a los estímulos emocionales parecen ser elementos clave. “Los rasgos anteriores podrían ser características que nos permitan diferenciar a los mejores corredores”, sostuvo la líder del equipo de investigadores, Giorgia Cona, y agregó que “esto no sólo pasa con el running, sino también se ha observado en el fútbol y el bádminton, entre otros”.

Parece, entonces, que debemos reservar tiempo en nuestra rutina de entrenamiento para también ejercitar el cerebro. Parece lógico. Después de todo, el cerebro también es un músculo. ¡¡¡A trabajarlo!!!

Fuente: www.clarín.com.ar