aHR0cDovL21lZGlhLmJlc3RvZm1pY3JvLmNvbS9KLzIvNjU3NzU4L29yaWdpbmFsL0ZpdGJpdC1BbHRhLUhSX0xpZmVzdHlsZV9IYWlyRG93bi5qcGc=

Siete errores que se cometen al iniciar una vida sana

Una vida sana requiere compromiso y dedicación. No obstante, una motivación excesiva al principio y la falta de información correcta pueden provocar que hagas cosas en contra del estilo de vida saludable que persigues. Presta atención: a continuación encontrarás siete errores que podrías estar cometiendo.

La motivación ayuda a cuidar la alimentación y a entrenar en serio. Sin embargo, a la hora de iniciar un estilo de vida saludable, son muchos los que cometen una serie de errores habituales. No entorpezcas tu propio plan para alcanzar el cuerpo diez que deseas. Toma nota para evitar estos errores tan comunes.

Dejar de comer

No te saltes comidas ni comas menos por muchos que quieras adelgazar. Si dejas pasar más de cuatro o cinco horas entre comidas, tu cuerpo quemará masa muscular en vez de calorías. Además, aparecerá el temido efecto rebote: las hormonas que estimulan el apetito se elevan, el azúcar en la sangre desciende y surge el ansia por engullir carbohidratos y dulces.

No fijarte un objetivo

¿Cómo vas a alcanzar tu meta si no sabes cuál es? Piensa en qué cuerpo quieres, ya que el entrenamiento y la dieta de alguien que quiere adelgazar o definir no son los mismos que los de una persona que desea ganar masa muscular. Determina tu objetivo y, a partir de él, traza un plan de ejercicio y alimentación con ayuda de entrenadores y nutricionistas.

Pasarte con el cardio

Una clase de ciclo, otra de Body Pump, una hora en la elíptica, etc. Cuidado. ¡No necesitas más de 45 minutos de cardio al día! Cuando superas este tiempo, tu cuerpo frena la quema de grasas y comienza a desgastar masa muscular. No querrás que los bíceps que tanto esfuerzo te han costado se esfumen ahora, ¿no?

Comer solo light

Inflarte de productos dietéticos no es sano, y tampoco te hará adelgazar. Debes saber que algunos alimentos denominados light no lo son tanto. Algunos productos de este tipo tienen un contenido bajo en grasa, pero alto en azúcar, o viceversa. Los productos light son aquellos con un 30% menos de calorías que su equivalente no light, pero eso no es sinónimo de no engordar.

Seguir siempre la misma rutina

No dejes que tu cuerpo se acostumbre. A la hora de entrenar, modifica los ejercicios, varía el número de repeticiones, sube o baja peso… Si el cuerpo se acomoda a lo mismo, va quemando menos calorías y deja de reaccionar igual a los estímulos que le envías. Con la dieta ocurre lo mismo: debes modificarla más o menos cada mes para que el metabolismo no se la aprenda y trabaje menos.

Entrenar sin concentración

Socializar en el gimnasio está bien, pero no te distraigas cuando entrenes. Conecta cuerpo y mente. No pases más tiempo del necesario en el gimnasio mirando el móvil, hablando con el compañero o haciéndote selfies.

Es importante fijarte en el ejercicio que estás realizando para ejecutarlo de forma correcta y trabajar la musculatura implicada. Si tardas más de hora y media en tu entrenamiento, todo indica que estás perdiendo el tiempo.

Sobreentrenar

Muchas personas cometen este error cuando se toman muy en serio el entrenamiento. Sin embargo, el descanso tiene la misma importancia que el entrenamiento. Demasiado entrenamiento es perjudicial.

El cuerpo necesita sus horas de descanso y sueño para reponerse. Asimismo, si lo que quieres es ganar masa muscular, es en los momentos de descanso cuando los músculos se reponen y aumentan su tamaño. Escucha a tu cuerpo y sabrás cuándo descansar.

Como habrás comprobado, muchos de los errores que se cometen cuando se empieza a llevar una vida sana se producen por ser extremistas, no estar bien informados o no seguir un plan. Recurre a nutricionistas y entrenadores: ellos te ayudarán a alcanzar tus metas sin poner en riesgo tu salud ni perder la motivación.