Getti

5 datos que debes tener en cuenta en tus propósitos fitness 2017

Lo primero que tienes que saber es que el deporte, ante todo, es un ejercicio físico, pero, sobretodo, mental. Desarrollar músculo es algo físico pero crear hábito, disfrutar y conseguir objetivos requiere trazar una disciplina que nace desde dentro. Para ello, en este momento en el que todo el mundo desliza la lista de propósitos por el nuevo año, nosotras hablamos con dos expertos en fitness para que nos den su visión. Nos ayudarán a conseguir crear el marco perfecto para trazar nuestra nueva vida vinculada con el deporte.

Unas máximas que no sólo nos servirá para ponernos en forma, sino que abogan por el cambio mental que produce el deporte en nuestra vida. Trabaja cuerpo y mente para conseguir lo que deseas.

1. No existen los milagros. En una semana vas a lograr muy poco, en dos bastante poco, en tres poco…la mayoralía de la gente se rinde el primer mes. O cambias tu formas de pensar y piensas ser constante de verdad…o empiezas mal. Hace tiempo leí una estadística norteamericana que el 75% de las personas que comienzan propósitos de ejercicio físico los mantienen la primera semana. El 25% se raja en la primera semana. Muy pocos completan la segunda. Y de los que completan la segunda, el 45% no sigue seis meses después…demoledor.

2. Olvida la redes sociales. Motivan mucho pero…mejor pide ayuda a un entrenador competente, no a un “entretenedor”… eso sí, si luego quieres mostrar lo que haces hazlo y recibe tanto ánimo como puedas, te ayudará seguro.

3. Aprende cuanto “vale” lo que comes. Su precio energético. No hace falta que estés pesando y midiendo siempre. Simplemente invierte una hora y hazte una idea de las cosas y su equivalente en “movimiento”. Por ejemplo las típicas 4 onzas de chocolate vienen a ser 150 calorías. Gastar 150 son como, según la intensidad, 20/30 minutos de elíptica, 15/20 minutos corriendo o subir 30 pisos andando…(si, 30 pisos). Acciones positivas, en lugar de quitarte postres toma fruta mas a menudo (que esté madura en lugar de verde).

4. Según te levantas, hacer ejercicio: ¡NO! Cuando te levantas el cuerpo está muy rígido, ten en cuenta que llevas 6,7,9 horas durmiendo con apenas movimiento. Tus articulaciones y músculos necesitan algo de movimiento antes de hacer ejercicio. Si quieres intenta hacer la prueba de la flexibilidad: justo antes de ir a dormir siéntate en el suelo con las piernas extendidas y soltando el aire intenta tocar las puntas de los pies lentamente. Intenta “grabar” esta sensación en tu cabeza. Según te levantes por la mañana repite lo mismo, verás que diferencia. Asi que olvida cosas como hacer burles a los cinco minutos y cosas similares. Frases como tu “entrenamiento es mi calentamiento”, “vencer o morir”, entrena al limite y grandes titulares motivan mucho y lesionan más.

5. Recuerda que hacer ejercicio efectivo y la diversión no son compatibles en la gran mayoría de los casos. Fija un par de sesiones a la semana de ejercicio y otras dos de ejercicio lúdico. Organiza tu agenda para cumplir esas dos sesiones mínimas semanales.

Fuente: telva.es