mujer-con-sobrepeso-haciendo-ejercicio

¿Por dónde empiezo si me sobran 20 kilos?

Te miras al espejo desde todos los ángulos: de frente, de perfil… y siempre ves una barriga que te impide ver la punta de tus pies, y que no deja de crecer. Te subes a la báscula para ver si ha sucedido un milagro, pero no.

En ese momento, decides tomar cartas en el asunto. Entras en la farmacia para conocer tu peso, altura e Índice de Masa Corporal (IMC). Te das cuenta de que superas con creces el peso aconsejable para ti y de que, como mínimo, deberías perder 20 kilos. Pero, ¿por dónde empezar para lograrlo?

1.- Mentalízate: ante todo, debes reconocer que perder 20 kilos no es fácil y que vas a tener que concentrarte en ello. Debes mentalizarte de que no podrás seguir llevando el estilo de vida que llevabas hasta que te “iluminaste”.

2.- Busca ayuda profesional: te aconsejamos encarecidamente que, antes de nada, consultes a un médico (aunque sea al de cabecera) y te sometas a una analítica completa.

Si los resultados son correctos, la analítica te servirá de referencia cuando te encuentres en la mitad del proceso y al finalizarlo, ya que sabrás si todo lo que has hecho ha tenido un impacto negativo en tu cuerpo o no.

3.- Evita los cambios radicales: la clave para el éxito es ir poco a poco. Por esta razón, no debes realizar cambios radicales en tu dieta o tu vida diaria. Naturalmente, debes eliminar todo lo que te perjudica, como el sedentarismo o el consumo de alimentos poco saludables, pero no quieras hacerlo todo el primer día.

4.- Márcate unas metas: de acuerdo con esta filosofía pausada, lo ideal es que te fijes objetivos alcanzables a corto plazo.

Por ejemplo, esta semana voy a hacer deporte tres días y, en lugar de las cinco coca-colas que me tomaba, solo me voy a tomar una el fin de semana. Ni un gin-tonic y nada de ir al burger los viernes después de trabajar.

5.- Descubre lo que te gusta: a la hora de practicar deporte, sobre todo si no lo has practicado antes, es esencial saber lo que nos gusta.

Puede que salir a correr solo por la calle te resulte soporífero, pero quizá te atraiga salir en grupo y charlar mientras te mueves.

Tal vez te entusiasme el CrossFit y no lo sabes porque no lo has probado. Debes buscar el lugar y el deporte que más te gusten.

6.- Cocina en casa: una de las razones principales por las que nos cuesta seguir una dieta es que comemos mucho fuera de casa.

Por consiguiente, siempre que puedas, come en casa. Una alternativa es cocinar en casa y llevar la comida en una tartera, pero evita los restaurantes en la medida de lo posible.

7.- Regálate un día libre: es importante contar con una válvula de escape en todo este proceso. Por este motivo, es aconsejable que te saltes la dieta al menos un día a la semana.

Esto no quiere decir que ese día tengas que inflarte, sino que disfrutes de algo más de libertad a la hora de comer.