vitaminas

La importancia de las vitaminas

De manera simple y sin muchos términos técnicos voy a intentar explicar el porqué las vitaminas son nutrientes indispensables para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y para la regulación de muchas de sus funciones, como la formación de las células de la sangre, tejidos, material genético, hormonas y sustancias químicas para el sistema nervioso.
La importancia de las vitaminas se pone de manifiesto en nuestra salud con gran claridad en aquellas personas que no consumen la cantidad necesaria de estas sustancias en su alimentación cotidiana provocando diferentes tipos de afecciones

Entre los principales beneficios de un correcto aporte vitamínico podemos encontrar una visión mas saludable, buena circulación y coagulación de la sangre, defensas altas, efectos antioxidantes, tejidos y mucosas sanas, correcto desarrollo óseo y una mejora en nuestra actividad cerebral y celular.

Hay diferentes tipos de vitaminas, en total son 13, y se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  1. Solubles en agua
  2. Solubles en grasa

Las vitaminas solubles en agua (vitamina B y su grupo y vitamina C) no se almacenan en nuestro organismo ya que se expulsan de manera rápida de nuestro cuerpo a través de la orina. Debido a ese motivo debemos vigilar su ingesta e ingerirlas con periodicidad.

Las vitaminas solubles en grasa (A, D, E y K) se disuelven con mayor dificultad y a diferencias de las solubles en agua, cuando se consumen en exceso se almacenan en el hígado o en nuestra grasa corporal. En consecuencia no es necesario consumirlas todos los días pero si tener controlado su consumo. La vitamina D también puede producirse de manera natural en nuestro cuerpo y a diferencia del resto, su consumo puede ser esporádico
Es muy importante hacer hincapié en que una alimentación balanceada es suficiente para asegurar el correcto aporte de las vitaminas que se necesitan para la actividad diaria incluso para aquellas personas que realizan actividad física de una manera controlada.
A grandes rasgos, las vitaminas constituyen moléculas realmente imprescindibles para asegurar las funciones vitales de los seres humanos. La mayor parte de estas sustancias no pueden ser elaboradas en forma directa por el organismo, motivo por el cual sólo puede asegurarse su obtención en el marco de la alimentación. En su gran mayoría, las vitaminas actúan como  componentes asociados con la actividad de las enzimas, mientras que, en otros casos, intervienen en forma directa en ciertos procesos metabólicos, como se describe para la vitamina D. La vitamina A es un compuesto que interviene en variadas vías fisiológicas relacionadas con múltiples funciones. En dosis altas ha demostrado ser tóxica, por lo cual no se recomienda el uso de suplementos salvo estricta indicación médica. En relación con la vitamina B, en realidad se ha propuesto su categorización como “complejo B”, dado que con esa denominación se integran compuestos muy diferentes, entre los que sobresalen la vitamina B1 (tiamina), la vitamina B6 (pirodoxina) y la vitamina B12 (cianocobalamina). Mientras que las dos primeras forman parte de la fisiología fundamental del sistema nervioso, la deficiencia de vitamina B12 provoca alteraciones graves como anemia megaloblástica y demencia. La vitamina C (ácido ascórbico) es un conocido cofactor del sistema inmunológico. Por otra parte, la vitamina D (colecalciferol) actúa como una verdadera hormona relacionada con la salud del esqueleto, mientras que la vitamina E es un reconocido agente antioxidante. Finalmente, la vitamina K es esencial para la correcta coagulación de la sangre.

Por lo tanto, la importancia de las vitaminas queda definida a partir de su participación indispensable en el funcionamiento de un organismo sano y permite hacer énfasis en las ventajas de una alimentación saludable
Es realmente importante a diario ingerir frutas y verduras frescas y de estación o cualquiera de sus derivados, como pueden ser los zumos naturales o cremas y purés. Recuerda que puedes hacer mezclas muy originales y sabrosas para cada una de tus necesidades.
Con una correcta manera de alimentarte combinada con algo de ejercicio cotidiano conseguirás una salud de hierro, el cuerpo que buscas y muy por encima de ello…la mejor salud.