Bici

¿Ir al trabajo en bici es mejor que ir andando?

Un estudio reveló que ir en bicicleta a trabajar reduce en un 45 % el riesgo de padecer un tumor, y en un 46 %, el riesgo de convertirse en cardiópata. 

Utilizar la bicicleta para ir a trabajar es más saludable que ir caminando, puesto que reduce casi en un 50 % el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y cancerígenas, según un estudio realizado por la Universidad de Glasgow y publicado en el British Medical Journal.

Según dicho estudio, las personas que se desplazan en bicicleta hasta su trabajo reducen en un 45 % el riesgo de padecer un tumor, y en un 46 %, el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, a diferencia de aquellos que van en coche o utilizan medios de transporte públicos. En el caso de las personas que van a pie, se detectó una reducción del 27 % en el riesgo de padecer problemas de corazón, y del 36 %, en el riesgo de fallecer. Sin embargo, los riesgos de padecer tumores o probabilidades de fallecer en el caso de las personas que iban en bicicleta fueron inferiores al 41 %.

En el estudio participaron 260 000 ciudadanos británicos con un promedio de edad de 53 años. Estos fueron seguidos durante 5 años por la UK Biobank, base de datos que contiene información y datos sobre más de medio millón de adultos (mujeres y hombres). Los ciclistas del grupo estudiado admitieron recorrer un promedio de 60 kilómetros semanales.

El doctor Carlos Celis-Morales (Universidad de Glasgow) declara lo siguiente: “Ir a pie al trabajo redujo el riesgo de enfermedad cardíaca, pero a diferencia del uso de la bicicleta, no se asoció a un riesgo considerablemente inferior de sufrir cáncer o fallecer. Esto puede deberse a que los caminantes recorren distancias más cortas que los ciclistas y a que, por lo general, caminar es menos intenso que montar en bicicleta”.

En Argentina, el presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, comenta: “Evidentemente, para evitar cualquier problema cardiovascular, es necesario caminar, no fumar y llevar una dieta equilibrada. Nosotros aconsejamos caminar 150 minutos semanales, al igual que la OMS. Desplazarse en bicicleta también es un buen ejercicio”.

En cuanto a Fabiana González, explica a esta publicación que “la incorporación de la actividad física es imprescindible en cualquier dieta o plan saludable. A este respecto, cuando se va en bicicleta, el trabajo cardiovascular es más intenso que al caminar, pero para lo primero es necesario contar con cierto dominio, cosa que no ocurre para ir a pie”. Para la psicóloga especializada en nutrición, “ir en bici tonifica e incrementa el gasto calórico. En el caso de realizar ambos ejercicios de forma moderada, en 30 minutos se consumen 280 calorías caminando y 320 calorías en bicicleta, lo que equivale a un 15 % más”.

Los autores de la investigación aclaran que el estudio es solo observacional y que solo revela una asociación, pero no constituye una evidencia sobre la causa y el efecto. “En caso de existir un estudio causal (afirman en las conclusiones), este sugeriría que la salud de la población puede mejorarse con políticas que aumenten la actividad física para ir al trabajo, principalmente el uso de la bicicleta. Del estudio se desprende la necesidad de contar ocn más sendas ciclables, aumentar los programas de compra o alquiler de este medio de transporte, y facilitar el acceso de los ciclistas a los medios de transporte públicos.