andar

Simplemente andar

Teniendo en cuenta tu ubicación geográfica al preguntarte cual es la actividad física que más se practica en el mundo, estoy casi seguro de lo que me responderías:

Fútbol americano en Estados Unidos, Baloncesto en Filipinas, Lituania o  Estonia. El Cricket toca en la India, Sri Lanka, Nepal, Pakistán o Bangladesh en cambio quien manda en Nueva Zelanda, Fiyi, Gales, Samoa o Tonga es el Rey Rugby. Aún así, lo que está claro es que si vivieses en cualquier otro país de este inmenso mundo tu repuesta seria…Fútbol!!!

Dicho esto permítanme decirles que estarías todos equivocados. la actividad física más popular en todos y en cada uno de los rincones de la tierra, fue, es y será Andar.
Con este simple post quiero reivindicar su importancia y crear consciencia en todos los mortales de los beneficios que nos aportaría, la más popular actividad si la practicaríamos al menos 30 minutos al día.

Para las personas sedentarias, a las que les cuesta iniciar una rutina de ejercicios, caminar puede convertirse en la alternativa ideal: no se necesita un equipo especial para practicarla, tampoco es necesario recurrir a nosotros los entrenadores ni a gimnasios para realizarla, además, los horarios son absolutamente flexibles de acuerdo a las posibilidades de cada uno.
También es cierto que por otro lado, la eficiencia de la actividad física puede diferenciarse y medirse dependiendo de la actividad que realizas, incluso sus resultados pueden ajustarse aún más, gracias al ritmo en el que se practique la actividad elegida pero lo que nunca conseguirá ninguna actividad es la facilidad y simpleza que conlleva el andar.

Puedes estar en cualquier sitio del mundo, puedes llevar o no la indumentaria adecuada (Te recomiendo siempre la adecuada empezando por un buen calzado), puedes practicarlo de manera individual o en compañía o incluso de día o de noche. Andar no solo es la actividad más a fácil de practicar, es además una de las menos lesivas y mas recomendadas para la mayoría de la población

Si te estas preguntando porque andar no resta nunca y suma siempre, aquí va la explicación a modo de tips que puedo contarte al respecto:

–  Fortalece tu corazón y te previene de cualquier tipo de problemas de cardíaco
Aumenta el flujo sanguíneo, mejora el retorno venoso, lo que ayuda a evitar y aliviar problemas circulatorios como edemas y varices.
Fortalece los músculos y en consecuencia lograras sentirte más fuerte, resistente, ágil e incluso más flexible..
Como terapia, muchos médicos lo recomiendan a pacientes afectados por  depresión.
Mejora la elasticidad de las arterias aliviando y/o evitando la hipertensión arterial.
Reduce los niveles de colesterol malo en sangre
– Muchas veces los problemas en las articulaciones se deben a la falta de actividad o sedentarismo y por ese motivo caminar mejora el riego sanguíneo necesario para que se lubriquen, limpien y nutran nuestras articulaciones.
En mujeres con osteoporosis se ha demostrado que caminar incremente tu masa ósea aumentando la calidad de tus huesos y reduciendo los riesgos de sufrir fracturas.
– En personas que sufren diabetes, caminar también es un ejercicio idóneo para reducir los elevados niveles de azúcar en la sangre.
– Caminar te ayuda a controlar tu peso ya que con su práctica aumenta la destrucción de las células de grasa.
– En caso de si querer reducir tu peso, debes acompañar al andar con una dieta rica en frutas, verduras y zumos naturales.
– Caminar a buen ritmo, quema alrededor de 400 calorías por hora.
Mejora notablemente la movilidad, agilidad y ganas de vivir en las personas mayores.

Resumiendo,  si tu forma física no es la adecuada empieza a caminar tranquilo al ritmo en el que sepas que puedes aguantar entre treinta y cuarenta minutos por día, incluso si lo necesitas, descansa unos minutos cada quince de paseo pero empieza a mover tu cuerpo usando una actividad tan fácil y sencilla como andar!

Andar simplemente, mejora tu vida.