hidratacion-verano

6 cosas que te pasan cuando no tomás suficiente agua

¿Nueve vasos de agua por día? Sí, hay estudios que dicen que vale la pena (tampoco es taaanto). The National Academy of Medicine (una inistitución académica no gubernamental de Estados Unidos que brinda asesoramiento a la comunidad médica de ese país), sugiere que las mujeres tenemos que tomar un poquito más de dos litros (nueve vasos) de agua por día y, antes de que lo preguntes, sí, valen la pena todos los viajes al baño que vengan después de eso. Si no, las consecuencias podrían ser bastante desafortunadas. Hicimos una lista de seis:

1. Tenés más tendencia a tener enfermedades.

Tomar mucho agua se suele relacionar con la reducción de posibilidades de tener cálculos renales, cáncer de las vías urinarias y de colon, y paros cardíacos.

2. Tu metabolismo se estanca.

El doctor Howard Murad realizó estudios independientes para su libro El secreto del agua, y descubrió que una cierta cuota de agua es fundamental para nuestro metabolismo, ya que el proceso por el cual las calorías se queman se acelera cuando el cuerpo está hidratado.

3. Tenés que pensar más para resolver los mismos ejercicios.

El Instituto de Psiquiatría del Kings College de Londres realizó un estudio en 2011 y descubrió que los cerebros de los adolescentes deshidratados se habían achicado dentro de sus cráneos. Sin embargo, cuando los hacían resolver un problema en forma de juego, lo hacían tan bien como los que tomaban agua pero utilizaban muchas más partes de su cerebro. (Tomar más agua hizo que su cerebro volviera a la normalidad).

4. Comés más. 

En 2010, el Instituto de Salud Pública e Investigación sobre el Agua de Estados Unidos realizó un estudio con 45 adultos y encontró que aquellos que tomaban dos vasos de agua antes de cada comida ingerían entre 75 y 99 calorías menos. (En tres meses, las personas que tomaron mucha agua perdieron 2,5 kilos más que los que hacían una dieta deshidratada).

5. Te arrugás más. 

Para la investigación de su libro, el doctor Murad descubrió que el agua da volumen a la piel, rellena las líneas de expresión y las arrugas e ilumina tu cara. Es decir, las arrugas se notan más y se hacen más profundas si tu piel no recibe el agua que necesita para estar sana y linda.

6. Te ponés de mal humor.

En 2009 , se realizaron estudios en la Universidad de Medford, Massachusetts que consistían en pedirles a los miembros de sus equipos deportivos que realizaran 60-75 minutos de ejercicio aeróbico de alto impacto sin tomar agua y a otros que realizaran el mismo ejercicio pero que se hidrataran correctamente. El grupo deshidratado tenía más tendencia a sentirse cansado, confundido, enojado, depresivo o tenso.

Fuente: www.como.com.ar